17 julio, 2012

Reparar cerradura Audi TT (Parte 1)

Buenas! Pues el paciente de hoy es un Audi TT del año 99. ¿Qué le pasaba? Pues que como en otros muchos coches del grupo V.A.G. de esa época, las soldaduras de la placa de circuito de las cerraduras se agrietan, los pulsadores de puerta abierta se desgastan o rompen (o que se hace el gamba con los cables del motor del elevalunas sin desconectar la batería del coche, cómo es el caso que nos ocupa).



Así que vamos a seguir leyendo y vemos así como solucionar el problema sin tener que gastarnos el pastizal que cuesta una cerradura nueva.

¿Cómo sabemos que se ha estropeado el sensor de la cerradura? Pues hay dos opciones conocidas por mí, que cerremos el coche y se queden encendidas las luces de los plafones y marque puerta abierta en el fis--> repasar soldaduras. La otra opción es todo lo contrario, que abramos la puerta dle coche y ni lo marque el fis ni se enciendan los plafones. En el caso del TT, tampoco se bajaba la ventanilla el par de dedos al abrir la puerta. Esto suele ser debido a que el pulsador/sensor de apertura de la puerta se ha estropeado. En nuestro caso estaba bien, sin embargo se había roto una pista eléctrica a dónde iba conectado el pulsador.

Primero sacamos el panel de la puerta. Sale muy sencillo, damos un cuarto de vuelta y tiramos de la pieza redonda de aluminio que hay en la base del asidero de la puerta. Debajo hay un tornillo torx del 27 ó 30. Ahora tiramos hacia arriba del panel de la puerta, quitamos el ganchito del cable bowden de la cerradura y apoyamos el panel sobre la puerta, para no tener así que quitar todos los conectores eléctricos.

Quitamos el prisionero de plástico que hay en la carcasa plástica de la cerradura. Con un destornillador plano pequeño o unas tenazas finas sacamos el tetón pasante y luego tiramos de la grapa expansora.

Ahora buscamos los tornillos, que son 3. Uno aguanta el bombín y otros dos la cerradura. Sacamos primero el del bombín. Se trata de un torx 20 y este tornillos no sale, simplemente lo vamos aflojando a la vez que tiramos hacia fuera del bombín.



Una vez fuera el bombín, con un destornillador plano pequeño sacamos el tetón del cable de la cerradura, esa pieza negra que va anclada a la maneta que se ve en la última foto.

Aflojamos los dos tornillos que se ven en la foto con una llave M8, como la de sacar el volante pero de 8 en lugar de M12, Están bastante duros, así que lo mejor hacerlo con una carraca


Ya sólo nos queda quitar el conector eléctrico y el bowden de la cerradura para tenerla fuera:

 Y con esto finalizamos la primera parte, mañana en la segunda parte veremos como reparar la placa electrónica.

1 comentario:

Monica dijo...

El Audi es mi auto preferido sin duda, no puedo creer lo hermoso que es en su diseño exterior.. parece una nave mas que un coche. sin duda si tuviera el dinero lo cambiaría por mi volkswagen gol aunque soy agradecida de todos modos de poner tener algo que me lleva y me trae sin problemas